jueves

2112


Este dìa del año no es otro màs como,digamos,un 24 de Diciembre.
Amigos, los devotos de Rush tenemos otra fecha para festejar,comer hasta reventar,tirar cohetes al vecino,experimentar la coherencia de probar turrones,manìes y chocolates en verano.
Papa Noel?,Trineos?,medias rojas?,pinos nevados?....nada de eso.
Todos los 21 de Diciembre se celebra en el Mundo uno de los discos màs importantes de la Banda.
Una pequeña reseña...

Febrero de 1976.Han pasado seis meses desde la edición de “Caress of steel” pero las cosas no marchan como debieran en el seno de Rush. A excepción de su país, los de Toronto no confirman todas las expectativas puestas en ellos. Por eso, Geddy Lee, Alex Lifeson y Neil Peart componen un nuevo trabajo en tiempo record. Corrían los 70, la dinámica era de este modo. Nada de 4 años entre obra y obra. Además, cuentan con el estigma de tener una compañía por detrás presionándoles. ¿Y cuál es la mejor manera para conseguir el éxito? Desde luego, teóricamente no con una canción de veinte minutos para abrir el disco.,je,je,je,

Pues precisamente eso es lo que hicieron los guachitos.

Confiados en las posibilidades de la composición, el trío quema todas las naves con “2112”, una historia futurista.Las siete partes en la que se divide la canción versan sobre una sociedad futura sometida a muchísimas restricciones, en particular con las expresiones artísticas que han sido borradas del conocimiento universal. El redescubrimiento de la música es el primer paso hacia la búsqueda de la libertad individual y colectiva.

No obstante, “2112” no se circunscribe exclusivamente al tema título. Existen cinco canciones más que, si bien languidecen ante la monumentalidad de esa cara A del vinilo, no deben quedar en saco roto. “A passage to Bangkok” tiene un inicio homenaje al lejano oriente y es un medio tiempo notable con la guitarra de Alex Lifeson reinando sobre el resto. Las melodías de “The twilight zone” son magistrales,probablemente sea “Lessons” la composición menos brillante mas ya quisieran muchos tener temas como éste o como la balada “Tears”, muy emotiva y atmosférica. El final del álbum es excepcional porque “Something for nothing” es una canción directa, rockera,pum para arriba ( sic).

“2112” fue el primer disco de Rush en vender, en su momento, más de un millón de copias y les valió para alcanzar la fama en Estados Unidos. Las dudas de la compañía se habían disipado, el futuro se presentaba prometedor.

Hoy es 2112.
Y lo festejamos a lo grande.
Escuchando el disco.

6 Comments:

Anonymous grterrasantar said...

Hoy llego a mi casa, destapo un champán (si, lo escribo así) y pongo 2112 al mango. A celebrar.-

10:58  
Blogger Marcelo Camisay said...

asi es se escribe cham-pan y no san-pan,porque es un barco de hong-kong ( casero dixit)

Champù no està nada mal tampoco

12:23  
Blogger Santiago said...

Champán!!!!...Juishhhhhh
chara chaaaaaaaaaaaaaan
Chan... chan chan chan
Champán!
Champan!
Champán
Chara chan chara chan...

Repetirlo siguiendo la intro más gloriosa de la música desde el acorde fatal de A Hard day´s night (esto es solo para que mac se enoje)y la 5ta de Beethoven
un abrazo y feliz 2112...nos lo fucking merecemos

Santiago (desde el abismo del Molle)

15:16  
Blogger Raulavellaneda said...

Aguante Passage to Bangkok, uno de los primeros temas que escuche de los maestros de la mano de un gran guitarrista que se llama Gustavo Rosas, hoy volcado al folclore en un grupo que se llama Trenza de Ajo. Ese pibe, un capo, me rompió la cabeza con un viejo Winco en el que se escuchaban estos guachos genios. Vaya no sólo un champagne, sino un Luigi Bosca Cabernet Sauvignon cosecha 99 para celebrar este 2112!!

17:04  
Blogger Marcelo Camisay said...

Gran disco.
Cual no es grande?

17:37  
Blogger Gustavo Rosas said...

Estimados mendocinos:

un gusto revisitar vuestro blog. Rush, es sencillamente grande. Ultra profesionales, excelentes instrumentistas y hasta parece que buena gente...

Escuché y tengo "Snakes..." y son ellos...no como pasa con otros...no es solo money...

Por otro lado, quiero mandar a través este sitio un gran abrazo a Raúl Avellaneda, un tip al que no he tenido el tiempo suficiente de querer por putas cosas de esta vida. Si supieran de él, si todavía frecuenta el glorioso Barrio Infanta de Las Heras, por favor, envíenle mis más sinceros abrazos. Por si acaso, mi dirección es: gustavomrosas@gmail.com

Pd: eso de gran guitarrista...buéh...

Pero Passage to Bangkok, Raúl, amerita un pedo de antología con algo bueno, y so q proponés no está nada mal...para empezar...

00:41  

Dejar un comentario

<< Home