viernes

El primer Puma.

Corría la primavera de 1942 en Córdoba capital cuando un grupo de amigos introdujeron a Guevara en la práctica del rugby. Por aquellos días, ya se habían cristalizado los principales rasgos de la infancia y adolescencia de Ernesto. Tras un extraño ritual surgió a la escena el Furibundo Serna que luego trocó por Fuser, porque era más económico para llamarlo en la cancha.

El Petiso Granado es un singular testigo de cómo Guevara se inició en el rugby y su testimonio amplía aquellos días de rugby de Ernesto:

"Estudiantes era un club desprendido de otro, más antiguo, llamado El Tala. Yo jugaba allí junto con mis hermanos y era el entrenador de la segunda división. En Septiembre u Octubre de 1942, vino Ernesto y me dijo que quería jugar al rugby. Había un problema. El tenía asma y la gente tenía miedo de que juegue porque varias veces se nos quedó duro en medio del campo. Pero como yo también había sido muy discriminado en el rugby porque era petiso y flaco, le dije 'te voy a enseñar'. Y él aprendió".
Sobre esos años en la capital cordobesa, recuerda papá Ernesto que al Che "... le encantaba jugar al rugby. Cuando vivíamos en la calle Chile de la ciudad de Córdoba, comenzaron a jugar él, su amigo Granado y su hermano Roberto en un club llamado Estudiantes, que no tenía más que una cancha precaria" (...) "Recuerdo que en la casa de la calle Chile corrían en el patio embaldozado y allí practicaban los tackles seguidos de tremendos porrazos".
Inicialmente Guevara fue suplente y luego jugó en la línea de backs. Tenía un tackle efectivo y violento. Así como Ernesto llamaba a su entrenador afectuosamente Mial (Mi Alberto), éste lo había bautizado el Furibundo Serna, uniendo su valentía para jugar con su apellido materno. Después se redujo a Fuser, porque era más económico para llamarlo en la cancha.
Ernesto entrenaba dos veces por semana, como era de costumbre, y casi no faltaba a los entrenamientos. Cuentan sus amigos que mientras esperaba a que se juntara el equipo, Fuser se acomodaba contra uno de los dos faroles que iluminaban el predio y revolvía sus cosas, sacaba un libro y... leía. Leía sin parar.
Ernesto Guevara era un apasionado del rugby, aunque a veces debía abandonar el campo de juego presa de alguna de sus crisis asmáticas. No obstante ello, un compañero o algún miembro de su familia siempre estaba listo para correr con una pequeña botella de ventoline en ayuda del adolescente que se ahogaba.

Como a Ernesto y a Roberto les encantaba el rugby, el padre los inscribió en el San Isidro Club. En 1935, Don Guevara Lynch había sido uno de los socios fundadores. Además en ese momento su cuñado, Martín Martínez Castro, ejercía la presidencia de esta prestigiosa institución.
De todas manera, la experiencia en el S.I.C. duró poco. El asma le jugó en contra y eso provocó la reacción del padre que tomó una medida drástica:

"Los médicos -contaba su padre- me habían dicho que ese deporte era simplemente suicida. Que su corazón no podía aguantarlo. Una vez se lo dije y me contestó: 'Viejo me gusta el rugby y aunque reviente voy a seguir practicando'. Ante tanta insistencia decidí usar otros procedimientos. Mi cuñado Martínez Castro era presidente del S.I.C. y le pedí que sacara a Ernesto del equipo en que jugaba."

Lo demás,es historia.
En la foto lo tenés a "Furibundo Serna",(extrema derecha...que casualidad).
Ponele.

5 Comments:

Blogger Pajaro said...

Este chabon era un capo, que otras cosas habra hecho?. Igual, yo no soy zurdito. Estamos en contacto

14:47  
Blogger Marcelo Camisay said...

Saludos Pajaro!
Realmente un tipo con una vida increible.
Mas alla de las ideologías.

18:59  
Anonymous Cine Braille said...

Los de Rosario Central lo tienen como uno de ellos, aunque el fútbol no lo enloquecía. Igual que Perón (que por cierto no era de Racing, sino de Boca).

17:41  
Anonymous Pussylanime said...

compañero camisay mirese esto, en una de esas le guste este homenaje, o sienta un poco de verguenza ajena, bue. Pero por lo menos a una hermosa proletaria no se le hace asco

http://www.youtube.com/watch?v=hqYHeX0i0NU

21:01  
Blogger Marcelo Camisay said...

Cine:Imagináte que un Hincha de Defensores de Cambaceres se va a tomar algo a la Bodeguita del Medio,lleva una camiseta y lo hace hincha al Che.....eso pasó con los rosarinos!!!!!
Le piden milagros como a un santo en Vallegrande!!!!!
Hay de todo en la viña del Seor....

Pussy:jajajajaja que desagradable el video!!!
Lo mandó a hacer el Departamento de Estado?
La mina esta muy bien....

Saludos

08:22  

Dejar un comentario

<< Home